659737370 / 699584518 escuela@trialworld.es

La correcta regulación de los mandos tiene un papel decisivo en el rendimiento de la moto y también en el pilotaje, ya que un ajuste incorrecto puede favorecer un reparto de pesos equivocado, unas reacciones demasiado bruscas o incluso provocarnos lesiones.

Lo mejor de este punto es que basta con hacerlo una única vez y tomar referencias de cómo nos sentimos cómodos dentro de los parámetros correctos.

Posición del manillar en la moto de trial

Habitualmente vemos como los pilotos principiantes tiendan a situarlo muy atrasado en vista de coger confianza y sentirse más cómodos. Posteriormente, a medida que evoluciona el pilotaje la tendencia es adelantar su posición. Una posición adelantada, sin excederse, permite una mayor movilidad al piloto y un reparto de pesos más ecuánime. Como referencia, la vertical del manillar debe dibujar un ángulo de 90 grados respecto al suelo.

embraguetrial

El embrague es un componente decisivo en el rendimiento y pilotaje

Cabe recordar que en el mercado existen manillares en diferentes alturas, de forma que los pilotos más altos o aquellos que prefieran una mayor comodidad para excursiones y largos recorridos.

Es importante puntualizar que el apriete de las abrazaderas del manillar debe ser homogéneo y no forzar unas más que otras.

Manetas y mandos

En lo referente a la posición de los mandos, debéis tener en cuenta que si van demasiado bajos tendremos que forzar las muñecas para llegar a las manetas y podemos lesionarnos o provocar que no agarremos el manillar con toda la fuerza que deberíamos.

Si por el contrario van demasiado altas, en las subidas nos encontraremos molestos y podemos llegar a luxarnos un dedo fácilmente. Lo idóneo es mantener como referencia una línea recta paralela al suelo, y sobre ese punto variar levemente los puntos de anclaje hacia abajo.

Es preferible que los soportes que anclan los mandos al manillar no vayan apretados al máximo, sino que, manteniendo la dureza, exista una movilidad si ejercemos una considerable presión, de tal forma que en caso de caída haya menor probabilidad de que se rompan.

Regulación del embrague

Muchas veces nos encontramos con embragues excesivamente tensados sin juego libre en la parte final del recorrido. La consecuencia, además de la aceleración del desgaste, es que este componente tan importante y sensible no está trabajando como debería.

Para regular el embrague tenemos un pequeño empujador en la propia maneta, que según apretamos tensa el embrague, y aflojando consigue el efecto contrario. Buscaremos un juego libre en el tramos final de 1 o 2 milímetros. En caso de que aun así el embrague no funcione de forma correcta, es hora de valorar un cambuo de aceites y probablemente un juego de discos de embrague nuevos.

Regulación del freno delantero

El caso del freno delantero es más simple y atiende más a gustos personales del piloto que otra cosa. Un freno demasiado tensado no ayuda a que el comportamiento sea progresivo, pero puedes ganar en potencia. Nuestra recomendación es que el freno empiece a trabajar a partir del primer tercio de recorrido.

El ajuste y regulación es igual que en el embrague.

Aplicar todos estos consejos en vuestra moto de trial no os llevará más de 10 minutos y aunque en un primer momento os sintáis extraños encima de la moto, mantener estos ajustes y os acostumbraréis al correcto comportamiento y prestaciones de estos componentes tan importantes.

Compartir esta información:
Simple Share ButtonsCompartir esta información:
Simple Share Buttons
logo trialworld school

Te avisamos de los próximos Cursos de Trial

Recibe cómodamente toda la actualidad de Trialworld School

Gracias por unirte!